Google es demandado en Australia por recolectar datos de localización de sus usuarios

Uno de los mayores problemas que identificaron las autoridades australianas fue que la configuración por defecto de los dispositivos portátiles estaba compartiendo información y los usuarios debían desactivar manualmente esta opción.

La comisión de competencia de Australia presentó una demanda contra la compañía tecnológica Google por, presuntamente, engañar a los consumidores acerca del uso, conservación y recolección de datos personales de localización.


"Google recolectó, mantuvo y usó información personal altamente sensible y valiosa sobre la ubicación de los consumidores sin que estos pudieran tomar una decisión informada", señaló Rod Sims, presidente de la Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC, siglas en inglés).


Los presuntos delitos se cometieron entre enero de 2017 y finales de 2018 y se centra en dos configuraciones: "historial de localización" y "actividad de internet y las aplicaciones", conforme a la demanda presentada ante el tribunal federal del estado de Nueva Gales del Sur contra Google y su filial en el país.


La multinacional tecnológica tuvo una "conducta engañosa" e hizo "representaciones falsas o engañosas a sus clientes a la hora de configurar los teléfonos y tablets que operaban con Android respecto al uso o recolección de datos de la localización", apunta el organismo oficial.


La ACCC argumenta que Google engañó a los usuarios al no explicar adecuadamente que estas configuraciones debían ser apagadas manualmente si los consumidores no querían que Google recolecte, mantenga y use la información sobre su localización.


Asimismo, no informó a sus usuarios que al activar la "actividad de internet y las aplicaciones" Google iba a seguir recolectado sus datos a través de los aparatos que utilizan el sistema Android.


El presidente de la comisión australiana señaló además que prosiguen las investigaciones sobre posibles abusos a los consumidores por parte de la multinacional tecnológica.

Fuente: Emol.

0 vistas