Chubb: “Chile debe incrementar inversión en ciberseguridad"

La ejecutiva remarca que debe transformarse “en un componente clave de las estrategias de negocio de las empresas”.


Pese a que Chile muestra avances en materia de ciberseguridad, aún tiene tareas por resolver. Ese el análisis de la gerente de Líneas Financieras y Cyberliability de la aseguradora Chubb, Esther García.




-¿Cómo está Chile en materia de ciberseguridad?

-Las autoridades chilenas son conscientes de la urgente necesidad de actualizar la normativa vigente. Prueba de esta conciencia es el extenso y profundo análisis contenido en el Informe de la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento sobre el proyecto de ley que regula la protección y el tratamiento de los datos personales y creación de una Agencia de Protección de Datos Personales.

-¿Hay poca conciencia sobre posibles ataques ciberneticos?

-Chile posee una Política Nacional de Ciberseguridad, pero como han evidenciado los recientes incidentes, la misma resulta insuficiente y es por ello que se están tomando enérgicas acciones en los distintos ámbitos. Entre estas podemos mencionar las normativas para potenciar la ciberseguridad emitidas por la SBIF y el acuerdo con EEUU sobre la materia.

Chile aún debe incrementar su inversión en ciberseguridad y debe enfatizar en la generación de programas de investigación, de formación y de educación. Otro aspecto importante a considerar es la colaboración con otros países de Iberoamérica y otras regiones, así como entre los distintos sectores de la sociedad en materia de protección de privacidad y manejo de incidentes cibernéticos.

-¿Mayor inversión asegura una mejor protección contra ciberataques?

-Es indudable que la inversión en ciberseguridad es fundamental; debe transformarse en un componente clave de las estrategias de negocio de las empresas y no en un mero instrumento de defensa. En Chile los sectores que lideran la inversión son la banca y el retail, que centran sus esfuerzos en la prevención contra la pérdida o robo de información, así como el fraude y la capacidad para responder ante incidentes.


Fuente : Diario Financiero